lunes, 15 de enero de 2018

Bizcocho Super Grande

Un minuto de filosofía:

"Los que de corazón se quieren, solo con el corazón se hablan" (Francisco de Quevedo y Villegas) (1580-1645)


Ingredientes:
 

500 gr. de harina
400 gr. de azúcar
130 ml. de leche (yo sin lactosa)
10 huevos grandes
1 sobre de levadura 
1 cucharadita de azúcar vainillada
50 ml. de aceite de oliva suave
Ralladura de limón y pizca de sal
Azúcar y canela para decorar


Modo de hacerlo:

Separar las claras de las yemas en un bol grande ya que las claras al batirlas suben mucho, añadir la mitad aprox. del azúcar y la sal, reservarlas sin batir,




en otro bol poner la otra parte del azúcar y las yemas, batirlo todo bien para que quede espumoso,




añadirle el aceite de oliva (se puede sustituir por mantequilla) pero para mi es mas sano con aceite, echar la leche, y batir hasta integrar todo,




echar la ralladura de limón y el azúcar vainillada, y batir hasta que quede bien integrado,




Cuando este bien mezclado añadir la harina tamizada junto a la levadura, batir poco a poco mientras le vais añadiendo la harina,




Con las claras y el azúcar hacer un merengue que os quede firme y queden en picos, esta operacion la hice en la Kichen-aid para que me quedaran mejor,




Echar en el bol del merengue la masa resultante del batido, pero poco a poco con movimientos envolventes para que no se nos baje demasiado el merengue, (esto hacerlo manual)




en un molde rectangular grande 30 x 40 mas o menos cubierto con papel de hornear, echar el batido hasta terminarlo, y procurando que quede todo bien repartido por el molde,



cubrirlo por completo con una mezcla de azúcar y canela y meterlo al horno precalentado a 180º mi horno con calor arriba y abajo y ventilador, y dejarlo durante unos 45-50 minutos antes de pincharlo con brocheta de madera para ver si esta hecho por dentro,



si sale mojada dejarla 10 mtos mas, ya sabéis que los hornos no son todos iguales, así que vigilarlos, sacarlo y dejar enfriar sobre rejilla, si queréis hacerlo mas pequeño poner la mitad de cada ingr. pero este se acabo en un plis plas.




Como veis sale esponjosa y riquisima, y para una tropa como la mía es una receta perfecta.  Espero que os guste.




El minuto de filosofía que pongo hoy, es el primero que saco del libro que me dejaron mis reyes de Madrid, y es la dedicatoria que me puso mi hijo en el libro, gracias mis niños.

2 comentarios:

Pilar Y a la luna dijo...

Madre que pinta tiene ese bizcocho!! te ha quedado de lujo.
Besos

Nenalinda dijo...

Ains madre que pintaza tiene ese super mega bizcocho si es que hasta parece una bica que miga que tooooo , te ha quedado de relujo no lo siguiente.
Bicos mil y feliz semana potita mia.