miércoles, 27 de junio de 2018

Croquetas de chocos y su tinta

Un minuto de filosofía:
"Vivimos en un mundo donde el funeral importa mas que el muerto,  la boda mas que el amor y el físico mas que el intelecto, vivimos en la cultura del embase, pero que desprecia el contenido" (Eduardo Galeano)


Ingredientes:
 

1 choco pequeño
La tinta del choco fresca
1 cebolleta
1 ramillete de perejil 
4 cucharadas de aceite de oliva
4 cucharadas de harina
1 litro de caldo de pescado
Sal, pimienta molida


Modo de hacerlo:


Esta receta la puedes hacer con una bechamel, pero yo la suelo hacer con aceite porque además de ser mas sana no lleva lactosa.
En una sartén grande, poner el aceite a calentar y refreír la cebolleta y el perejil muy picadito todo,




cuando este la cebolla transparente, añadir la harina en el centro de la sartén (siempre la misma cantidad de harina que de aceite) ir removiendo hasta integrar toda la harina del aceite




cuando la harina empiece a tostar un poco, ir añadiendo el caldo poco a poco, cada cazo de caldo removemos hasta integrarlo,




así hasta que nos quede una masa blandita, no debe esta muy espesa porque al enfriar espesa ella por si sola, ahora la salpimentamos,




removemos y añadimos los trozos de chocos muy picaditos, que casi no se noten al morder la croqueta,




añadimos la tinta del choco que la rompemos ya dentro de la masa, (podemos pedir al pescadero que nos venda el choco, que nos lo limpie y nos de la tinta) y vamos removiendo todo,



vamos integrando la tinta poco a poco, que con el calor y sin parar de remover terminara dando todo su color, probar de sal y dejar enfriar en un bol, formamos las croquetas y las pasamos por huevo y pan rallado, freír y si no se van a comer todas, podéis congelarlas que quedan muy bien.




Nunca había hecho este tipo de croquetas, pero en Galicia se comen mucho, yo las comí por primera vez en un restaurante, pero a mi hija que le encantan los chocos con tinta en todas sus versiones, me las enseño y me entro el gusanillo, así que en cuanto pude me puse a ello, y no sera la ultima vez que las haga.

4 comentarios:

Toñi Sempere dijo...

Hola Mamen, que maravilla de croquetas, tengo que hacerlas, en casa nos gusta mucho la tinta de la sepia en las preparaciones, el arroz negro les encanta, y la pasta al nero di sepia igual, asi que tus croquetas se que les van a encantar.
Guapa , leyéndote al principio de la preparación dices que preparas la bechamel con aceite, despues dices que lo haces por que asi no tiene lactosa, creo que te refieres a que las haces con caldo de pescado, verdad?
Un besazo guapa!

Cuca dijo...

Cuanta verdad encierran esas palabras. Importa el aspecto, no lo de dentro y es lamentable.

Estas croquetas me resultan muy novedosas, al menos yo no las había visto antes, y a la par tienen que estar deliciosas ¡Besos mil!

Toñi Sánchez R. dijo...

Es un clásico en casa, ultimamente también las preparo con el pan rallado "negro" por lo que exteriormente tienen un color un tanto especial y las hago redondas para diferenciarlas...
A mi me encanta, el sabor que le dan los cefalopodos a las croquetas es realmente espectacular.
Nunca las he hecho como tu la preparas, tomo nota y probaré.
Besitos desde "Mi Cocina"

Nenalinda dijo...

Uummmmmmmmmm como tenian que estar esas croquetas , para ponerle un piso , te han quedado de relujo ademas de estar de rexupete.
Nunca he echo croquetas asi ,tomo nota.
Bicos mil y feliz finde potita miaaaaa.